Cabral cae en la trampa de Aduriz


Foto: Luis Tejido // EFE
Desde el minuto 1 Aduriz tenía clara cual era su misión. Buscaba desquiciar a Cabral, y seguramente lo encontró antes de tiempo. Ambos ya se conocían de batallas anteriores, en las que casi siempre sale ganador el vasco, y hoy decantó el partido con una acción tan inocente como innecesaria. 

Aduriz no es de los delanteros que esperan a que el defensa le enseñe los dientes. tiene 35 años, y ha jugado más de 650 partidos en la élite. No es nuevo en esto, sabe lo que hace. Y esta mañana lo demostró. Primero dejó la mano a Cabral en una acción en la que no vio la amarilla porque Estrada Fernández sabe donde estaba arbitrando.

Sin saberlo, esa jugada sería decisiva. El central del Celta se fue del partido, y se centró en las provocaciones de Aduriz. El penalti, en el que es superado por el delantero rojiblanco, tampoco ayudó, y la acción de la expulsión es de una candidez infinita. La jugada tiene miga, primero porque Aduriz cuando cae en la jugada previa se deja caer sobre Cabral con sus manos. El defensa céltico pierde la cabeza y pasa por encima de Aduriz golpeando su cabeza. 

Fue un toque mínimo, apenas un roce, pero Aduriz tiró de experiencia -y de escudo- para sacarle partido. Estrada Fernández estaba a medio metro. Podría haber dejado pasar la jugada, o intentar poner calma entre ambos jugadores, pero prefirió lo fácil. Expulsó a Cabral, y aunque se le podría exigir mano izquierda al colegiado, no se le puede reprochar su decisión. Simplemente Cabral había sido derrotado por Aduriz, y con él, todo el equipo. 

Ahora se enfrenta a una previsible sanción. A poco que el Comité de Competición se ponga exquisito le caerán uno o dos partidos por su acción, más el de rigor por la expulsión. El colegiado recogió en el acta el motivo de la expulsión:  Golpear en la cabeza de un adversario que estaba en el suelo, no estando el balón en disputa de ser jugado.

Lo más probable es que Cabral no volverá a jugar esta temporada y el Celta tendrá que afrontar estas dos últimas jornadas con un único central natural en la plantilla. Desde luego va a salir cara la afrenta.  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada