Rashford fue injusto con Sergio


Foto: César Manso/Getty Images
Hay que ver como es el fútbol. Un deporte ingrato como pocos. Poco importa lo que hayas hecho en el partido anterior, o incluso en los últimos minutos. Los errores surgen y se suelen recordar mucho más que los aciertos. Es lo que le hubiera pasado a Sergio si el público de Balaídos fuese injusto, algo que afortunadamente no sucedió. 

El de Catoira estuvo a un nivel excelente en la primera mitad, siendo destacado incluso por el técnico rival en la rueda de prensa posterior al partido. En los primeros 45 minutos, el arquero mantuvo con vida al Celta gracias a varias intervenciones de mucho nivel. La primera a un gran disparo de Rashford que buscaba la escuadra y se encontró con los guantes del guardameta celeste. 

También estuvo especialmente fino ante Mkhitaryan. El georgiano se plantó solo ante el de Catoira y éste le supo achicar los espacios de modo que acabó viendo más portero que portería. Sus intervenciones levantaron al público de sus asientos, ese público que asistió con impotencia al golazo de falta de Rashford, en el que Sergio pudo hacer algo más. 

Siempre se dice que cuando una falta entra por el lado del portero, que éste ha podido hacer algo más, y cuando entra por encima de la barrera solo cabe aplaudir al ejecutor. Sergio da un paso hacia el lado de la barrera intuyendo que el balón puede ir por ahí, -la posición de Blind como posible lanzador era una estrategia- y ante el brillante lanzamiento de Rashford nada pudo hacer. 

Fue un error, que sería anecdótico si no hubiese salvado los goles que salvó en la primera parte. El público fue justo con él, consciente de  la gran temporada que está llevando a cabo. Rashford, al contrario, fue muy injusto con él. 

0 comentarios:

Publicar un comentario