La renovación de Sergi Gómez pendiente de resolver un problema con el agente del jugador


Foto: Atlántico Diario
Sergi Gómez es uno de los objetivos del Celta para este verano. El club vigués no quiere dejar pasar el tiempo, y prefiere cerrar cuanto antes la continuidad del catalán para evitar que las premuras del tiempo le hagan perder ventaja en las negociaciones. 

El ex jugador del Barcelona termina contrato el 30 de junio de 2017, y el Celta está intentando renovarlo y ampliar su cláusula de rescisión, que está en los 6 millones de euros. Esta mañana, Felipe Miñambres habló de este asunto, y corroboró lo que viene diciendo Carlos Mouriño en las últimas entrevistas. 

La renovación está muy cercana, pero quedan pendientes peligrosos flecos: “Estamos a punto de cerrar la renovación. Estamos tratando de resolver el problema con el agente y creo que se resolverá”, explicó el director deportivo celeste. Flecos similares paralizaron la renovación de Nolito, hasta finalmente cerrarse cualquier opción. Desconocemos, evidentemente, si es el mismo caso y las mismas premisas. 

Durante este verano se habló de una posible oferta recibida por el defensa céltico, procedente de un club de la segunda división inglesa, y que habría rechazado por la entidad del club. Sin embargo, su cláusula es una tentación para más de un equipo, además del hecho de que tan solo le queda un año más de contrato. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada