El retraso en las obras de Balaídos preocupa a Mouriño


Foto: Atlántico Diario
Las obras en Balaídos marchan, pero no al ritmo que quisiese el Consejo de Administración. El Presidente Carlos Mouriño hizo público este sentimiento en la entrevista concedida a la Radio y Televisión de Galicia este fin de semana. El mandatario está preocupado: “Tengo la esperanza de que estén acabadas, pero la sensación de que no. Si Tribuna no está terminada en agosto, a ver cómo hacemos para reubicar a más de 2.000 personas en el resto del campo”, explicó. 

De momento las obras han sufrido un pequeño retraso. Retirar las góndolas que cubren el estadio resultó más complejo de lo previsto inicialmente, y eso ha retrasado la obra en su conjunto. Hay tiempo para corregir este desfase de tiempo, y a buen seguro que se intentará. El Presidente hace bien en mostrar públicamente su preocupación, tal vez para evitar sustos. Poner la venda antes que la herida, para no echarse las manos a la cabeza en el mes de agosto. 

Con respecto al resto del estadio, que también lleva un retraso considerable, el dirigente explicó que “los plazos los marca el señor alcalde y no tenemos por qué dudar. Aunque va a ser difícil que en el año 2017 esté terminado el estadio al cien por cien, todavía estamos a tiempo de que así sea”, espetó un confiado Mouriño. Será muy difícil que estén acabadas en el plazo inicialmente marcado. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada