El gran reto de Carlos Mouriño


Foto: Marta G. Brea
Desde su llegada al Celta, Carlos Mouriño ha ido logrando casi todos los retos que se ha marcado. El último, uno de los más difíciles, fue el de devolver al Celta a competiciones europeas, pero sin hipotecar al club. Lo logró hace poco menos de un mes, después de ir superando varios retos, a cada cual más complicado. Por supuesto, corregir una deuda de más de 80 millones, y hacer viable al equipo ha resultado muy complicado. Tampoco fue fácil tener sede propia, y es algo que pronto será una realidad. 

Ver la reforma del estadio es algo que muchos creíamos que solo lo podríamos hacer en una sala de cine, si algún director imaginativo se le ocurría hacer una película sobre ello. Tampoco era fácil pensar que se pondrían de acuerdo PSOE Y PP para realizar una obra, y ha sucedido, pero hay algo que se le ha resistido, y para lo que parece haber tirado la toalla el bueno de Mouriño: La Ciudad Deportiva. 

La gran ambición del Celta le llevó a planificar un espacio propio para que se entrenase el primer equipo, así como las categorías inferiores. El mandatario ha insistido en que el equipo no tiene posibilidad de crecer con la Ciudad Deportiva de A Madroa, por lo que primero intentó ampliarla adquiriendo los terrenos adyacentes a la actual ciudad deportiva, pero se topó con la negativa de los propietarios. 

La siguiente opción era buscar terrenos en los que pudiese construirse una ciudad deportiva, y aunque hubo un proyecto que casi sale adelante, la realidad es que después de diez años en el cargo, el Celta está en el punto de partida. El propio Mouriño se muestra resignado públicamente. Sabe que ese es su gran reto, y que está a punto de tirar la toalla. El presidente ha reconocido que su gran ilusión “es sin duda la ciudad deportiva”, pero no se lo están poniendo fácil. 

“Es una pena que Vigo no ofrezca espacios para una ciudad deportiva. Eso limita mucho la progresión del club”, apuntó en la entrevista concedida a la Radio Galega. No se rendirá, pero subestima este hecho a su continuidad en el Celta, hablando de un periodo de “reflexión”, si ve que no se puede alcanzar este objetivo. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada