El Celta, muy bien representado en Francia


Foto: Philippe López/Getty Images
Ayer debutaron los dos representantes del Celta en la Eurocopa. Nolito y Guidetti se hicieron esperar. El balón ya rueda en Francia desde el pasado viernes, pero no fue hasta este lunes cuando las selecciones de los jugadores célticos comenzaron su andadura. Ambos lo hicieron con resultados opuestos. Mientras España logró una victoria importante que le sitúa cerca de los octavos de final, Suecia falló ante el rival más débil, con lo que pone en serio peligro su continuidad en la competición. 

En lo relativo al rendimiento individual, el celtismo puede sentirse orgulloso. Nolito rayó a buen nivel. Cierto que se puede esperar algo más de él, necesita soltarse y sentirse importante como en el Celta para hacer una Eurocopa que se recuerde durante mucho tiempo, pero Del Bosque no puede quejarse de su rendimiento. A día de hoy está muy por encima de Pedro, si es el canario quien le disputa el puesto. 

En lo relativo a Guidetti, el seleccionador sueco decidió que debía esperar su oportunidad en el banquillo, pero no tardó en entrar en la segunda mitad, participando activamente en el gol gracias a un bello taconazo que Ibrahimovic convirtió en un centro al corazón del área remachado a su propia portería por un defensa irlandés. Al margen de esta situación puntual, Guidetti revolucionó el ataque de su selección y le dio un aire muy diferente a una Suecia que caminaba hacia su suicidio deportivo en la competición a las primeras de cambio. 

Así pues, el pabellón del Celta en la Eurocopa sigue en lo más alto. El club vigués está muy bien representado, por dos de sus mejores jugadores en la pasada Liga. Nolito y Guidetti, dos futbolistas especiales, que también lo son en sus respectivas selecciones y que sirven, además, para que el celtismo tenga otro aliciente más para seguir con interés la Eurocopa que se juega en Francia durante este aburrido mes de junio. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada