El Leicester culmina la proeza del fútbol modesto


Foto: Michael Regan // Getty Images
El mundo del fútbol ha asistido atónito esta temporada al milagro del Leicester City en la Premier League. El club británico, fundado en 1884 y que ha nadado en la modestia durante toda su existencia, supo aprovechar el mal año de los “grandes” de la liga inglesa para hacerse con el título de la Premier, el primero de su historia, en una de las mayores sorpresas en la historia del fútbol británico. 

Los “Foxes”, como se conoce al Leicester, ha militado 46 temporadas en la máxima categoría inglesa, y 62 en la segunda, y contaba en su haber con 3 Copas de la Liga antes de lograr la proeza de conquistar la Premier. Su presupuesto, que sería muy alto en España, le situaba en torno al puesto once o doce entre los clubes ingleses. Sería como si el Celta, con su actual presupuesto, lograse imponerse en la liga. 

Claro que el triunfo del Leicester, además de serlo del fútbol modesto, también lo es de la Premier. La equidad en el reparto televisivo, y una tradición de apoyo a los clubes locales, ha convertido la liga inglesa en una de las más igualadas, y a  pesar de que no se escapa al hecho de que hay equipos más potentes económicamente hablando, permite que, de vez en cuando, se de alguna sorpresa como esta, totalmente impensable en España, donde incluso parece una proeza que el Atlético de Madrid plante cara a los dos trasatlánticos de la Liga. 

Por tanto, la victoria del Leicester fue, de algún modo, la victoria de todos aquellos que apoyamos a un equipo de los mal denominados "pequeños. Todos nos hemos visto reflejados en esos aficionados que cada semana se acercaban a un objetivo que parecía inabarcable para un equipo como el Leicester. Enhorabuena a sus aficionados, su plantilla y su cuerpo técnico. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada