El futuro de Álex López


Foto: Jorge Landín/Atlántico Diario
Uno de los jugadores que lo tendrá más complicado este verano para seguir en el celta es Álex López. El ferrolano confía en aprovechar la oportunidad que le pueda dar Unzué durante el Stage de verano. Eso en el caso de que llegue a entrenarse con los que fueron sus compañeros hace dos temporadas. 

El centrocampista dejó el Celta hace dos veranos para salir cedido. Estuvo un año en el Sheffield Wednesday, donde fue de más a menos, y el año pasado hizo lo propio en el Real Valladolid, donde repitió la línea de rendimiento. Muy bien al principio, y peor al final, con escasa participación, a pesar de haber sido una petición expresa de Paco Herrera. 

Su futuro parece estar lejos del Celta. El jugador ya advirtió que el tiempo de las cesiones se había acabado. Por su edad y su trayectoria, un tercer año cedido sería bastante extraño, así que la intención del jugador es poder echar raíces en otro equipo, y para eso necesitaría, en caso de no contar para el club, la rescisión de su contrato, algo que se podría producir en los próximos días. 

El ferrolano es uno de los jugadores más míticos del último ascenso del club, y uno de los más destacados en los primeros años del Celta en esta etapa en la máxima categoría. Sin embargo, el tiempo pasa, el equipo ha aumentado la exigencia, y da la sensación de que no ha podido crecer al mismo nivel. Una pena ya que se trata de un jugador muy querido por la afición, que seguramente ya haya jugado el último partido con la camiseta del Celta. 

0 comentarios:

Publicar un comentario