Daniel Wass, mucho más que un golazo


Foto: LFP
Uno de los mejores fichajes de los últimos años ha sido el de Daniel Wass. El internacional danés nos recuerda en cada partido la importancia de tenerle en el Celta, algo que también valora, y mucho, su entrenador, Eduardo Berizzo, que siempre encuentra un motivo o un lugar para ponerlo cuando se trata de un partido importante. 

Ayer rindió a un gran nivel ante el Espanyol. No solo por el gol, que fue un golazo marca de la casa, sino por todo el trabajo realizado durante los 90 minutos. Actuando además en varias demarcaciones. Empezó como enganche, luego jugó en la derecha cayendo mucho al centro, y siempre con su habitual garra y su trabajo defensivo, donde estuvo especialmente intenso. 

El derroche físico de Wass en cada partido es digno de encomio, y sus estadísticas de partidos jugados son espectaculares. Ayer disputó su partido número 80 con la camiseta del Celta, logrando además el noveno tanto en partido oficial. No es un gran goleador, y sigue lejos de las cifras del Evian, pero sus cifras anotadoras son muy buenas, y su compromiso e implicación con el equipo están fuera de toda duda. 

Es cierto que en el pasado reciente ha tenido algún partido mejorable, porque es difícil estar todo el año al mismo nivel, pero siempre, incluso cuando no está en su mejor momento, es un jugador necesario para el equipo porque puede aparecer y resolver un encuentro. Ayer no pudo hacerlo, porque el Espanyol reaccionó pronto, pero su golazo, marca de la casa, quedará en el recuerdo. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada