Otra mala entrada en Balaídos


Foto: JES
El estadio Municipal de Balaídos presentó el pasado martes una pobre entrada. Poco más de 15.000 personas decidieron acudir al estadio celeste para presenciar la victoria del Celta ante Osasuna, justo tres días después del decepcionante partido de ida ante el Shakhtar en la Europa League. 

En una tarde soleada, espléndida para acudir a un partido de fútbol, un domingo a las 18:30, todo parecía presagiar que el ambiente en el estadio sería muy bueno, pero fue todo lo contrario. La cifra de espectadores es ridícula, inferior a la registrada en algún partido del Celta en Segunda División, y todo eso teniendo en cuenta que el Celta, según las cuentas del club, tiene casi 22.000 abonados. ¿Cómo es posible una cifra tan baja?. 

Las excusas son tan grandes como, en muchos casos peregrinas. Es evidente que entre los socios que no acudieron el domingo a Balaídos hay muchos casos totalmente comprensibles, pero seguramente no haya 7.000 casos comprensibles. ¿Por qué no acudir al estadio un domingo a las 18:30?. Por lo que he podido oír y leer, la tarde de sol es una excusa. ¿Por qué estar en el estadio cuando puedes estar dando un paseo aprovechando los rayos de un sol que parecía liberado de sus funciones en las últimas semanas?. 

Es una de las muchas excusas, pero a ellas se une el aparcamiento, la entidad del rival, la derrota ante el Shakhtar, y vaya usted a saber. Lo cierto es que 15.000 personas es una cifra muy baja, y urge tomar cartas en el asunto para evitar que este tipo de situaciones se repitan. El club debería trabajar para ver exactamente cual es el motivo por el que muchos de sus socios no acuden nunca a Balaídos, o porque venden tan pocas entradas en partidos como estos.  Suponemos que ya lo están haciendo, y seguramente desde hace bastante tiempo. Así pues, cambien la estrategia. Lo que hacen no funciona. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada