El autobús retoma protagonismo


La élite del fútbol suele estar mucho más relacionada con el avión que con los autobuses. En la dura época de la travesía por el desierto de la Segunda División, fue muy habitual ver al Celta emprender duros viajes a lomos de un autobús, que le llevaba a los lugares más insospechados. 

Todo eso se acabó con el ascenso a Primera División. El salto económico que supone jugar en la máxima categoría permite generosidad en los desplazamientos para preservar a los jugadores a nivel físico, pero hay ciertos viajes en los que el avión no es procedente. Riazor es uno de ellos, pero ese es un viaje relativamente corto. Otro es El Molinón.

Ayer se vieron imágenes poco habituales en los últimos tiempos, con los vuelos chárter adquiriendo protagonismo. Varios jugadores colgaron imágenes del viaje a Gijón en autobús, algo que era muy habitual hace unos años, y no solo en Segunda División.  El viaje a Asturias es, además, el más largo de los que realice el Celta esta temporada en este medio de transporte. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada