Jonny vuelve a ser Jonny


Foto: Atlántico Diario
El año 2016 no fue el mejor en la carrera de Jonny. El canterano no estuvo a su mejor nivel, cometiendo errores impropios de su calidad y, en general, estando por debajo del nivel, no solo que se espera de él, sino también del que había llegado a dar al equipo. La falta de rivales por el puesto el pasado año, y la insistencia de Eduardo Berizzo esta temporada, le han permitido mantener la titularidad a pesar de que durante varias jornadas fue el jugador peor valorado de la plantilla por parte de nuestros lectores. 

Sin embargo, el cambio de año parece haberle sentado estupendamente. Ya terminó bien el pasado año, pero el regreso de las vacaciones está siendo fantástico. Jonny ha dejado atrás esas pequeñas desconexiones que le llevaban a cometer errores evitables. Se muestra como un futbolista mucho más seguro, y participa de forma decisiva en el apartado ofensivo del equipo. 

Ante el Málaga le dio una gran asistencia de gol a Iago Aspas, mostrando que es mucho más que un simple lateral. Es un defensa que tiene visión de juego y clase, la suficiente para hacer cosas como esa. El miércoles fue él quien recibió el pase de Aspas, logrando el 1-2 que ponía la eliminatoria de cara para el Celta ante un Real Madrid, que no le pondrá las cosas fáciles. 

Pero además de su aportación ofensiva, mucho más vistosa que el trabajo defensivo, ha cubierto siempre bien su parcela y se muestra ahora mucho más seguro. Este es el camino. Jonny es uno de los jugadores más completos del Celta, y de su recuperación dependerán gran parte de las opciones de éxito en lo que resta de temporada. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada