Sergio pone el candado a su portería en las primeras mitades


Foto: LFP
A Sergio Álvarez le sienta mal encajar goles, pero especialmente en las primeras mitades. El de Catoira está muy pendiente de este asunto y no quiere ni por asomo entrar en su portería para recoger ningún balón al menos hasta la segunda mitad. Durante las siete primeras jornadas de Liga se ha ido al descanso con la satisfacción de dejar su portería a cero. 

De hecho, hasta el partido del Barcelona, parecía haber convencido a sus compañeros para que no marcasen en la portería contraria, pero estos rompieron la disciplina ante los azulgrana marcando tres goles. Se les fue la mano. Eso sí, Sergio no le dio a nadie la clave del candado hasta la segunda mitad, cuando Piqué anotó el gol del Barcelona. 

El meta celeste ha logrado mantener la portería a cero incluso en las peores circunstancias, y hasta cuando el Celta ha sido goleado. Ante el Atlético de Madrid encajó cuatro goles, pero todos ellos en la segunda mitad. Tampoco el Real Madrid fue capaz de batirle en los primeros 45 minutos, y eso que Modric se empeñó en contradecir a Sergio. El croata no acababa de entender el empeño que tenía en sacar cuanto balón disparaba si era el propio Sergio quien se lo pasaba. 

No es fácil encadenar siete partidos sin encajar ni un solo gol en la primera mitad. Este domingo ante el Villarreal tendrá una nueva oportunidad para aumentar su récord de imbatibilidad en las primeras mitades. Desde moiceleste le animamos a que extienda este récord también a las segunda partes para que éstas no se ofendan.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada