La ampliación de capital que planea Mouriño podría ser impugnada


Foto: Atlántico Diario
Mucho se ha hablado en los últimos tiempos de las posibles maniobras que puede llevar a cabo el máximo accionista del Celta, Carlos Mouriño, para satisfacer los deseos de los nuevos dueños del club que según varias informaciones exigen controlar más del 80% de las acciones. Una de las opciones que podría llevar a cabo Mouriño sería capitalizar su deuda, algo que ya anticipó en la última comparecencia de prensa el propio interesado. 

Pues bien, esta maniobra rozaría la ilegalidad, según afirma Javier Alonso, uno de los integrantes del grupo Equipo Celeste, que cuenta con unas 6.000 acciones. En declaraciones que recoge el diario Atlántico este martes, Alonso asegura que “si se lleva a cabo una ampliación de capital, rozaría la ilegalidad porque es un abuso de posición dominante. Sería una ampliación con cargo a la deuda que el club tiene con él, cuando lo que tiene que hacer el Celta con esa deuda es pagarlo cuando pueda y ya está. Asimismo, si posteriormente se lleva a cabo una nueva ampliación  de capital, significaría barrer a los 14.000 accionistas del club”, explicó. 

Alonso tampoco está de acuerdo con la venta del 52% por parte del empresario vigués, porque “obtuvo ese porcentaje después de un proceso que llevó para salar al club. Evidentemente fue algo lícito y pagó por ello, pero lo fraudulento es aprovechar esa mayoría ahora para vender el club por una cantidad tremenda que supone el 100% del Celta. Si el 52% Vale 120 millones, convendremos todos en que el 100% vale unos 240 millones que habría que repartir entre todos los accionistas. Esos accionistas vieron cómo sus acciones pasaban de tener un valor de 60 euros a valer solo 10. Ahora, si les ofrecen 200 o 300 euros por acción, muchos venderían encantados, o igual no, pero ya sería su decisión”, apunta. 

También apunta que “el único beneficiado será Mouriño porque tiene la mayoría, pero la operación perjudica a los pequeños accionistas, supone despreciar a los pequeños accionistas, y es una pena porque el Celta estaba entre los dos o tres clubes de España con un accionariado más diversificado. La mayoría de las acciones estaban en manos de gente humilde”, comenta. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada