La primera tarjeta verde de la historia


 La Serie B lanzó el pasado mes de enero una curiosa iniciativa  que pretendía premiar a los jugadores más deportivos: La tarjeta verde. Han tenido que pasar nueve meses para que un árbitro pueda utilizar esta cartulina, presentada como una tarjeta opuesta a la amarilla o a la roja, y cuyo objetivo es el de premiar la buena conducta de los jugadores. 

Cristian Galano, jugador del Vicenza, que llegó a ser internacional Sub-20 con Italia, ha sido el primer agraciado. En el partido de su equipo ante el Virtus Entella, el trencilla señaló saque de esquina tras un disparo de Galano, que hizo rectificar al colegiado reconociendo que el balón no había llegado a tocar en ningún jugador del equipo rival. 

Marco Mainardi fue el árbitro encargado de dirigir ese partido, y ordenó que se sacase de meta tras la corrección de Galano. La tarjeta no fue mostrada, pero Mainardi informó al ariete del Vicenza. El jugador que acumule una mayor cantidad de tarjetas verdes recibirá un premio. 

"Tiene un valor exclusivamente simbólico. Queremos dar más espacio a los buenos comportamientos, subrayando la carga educativa, porque todo lo positivo que ocurre sobre el campo se refleja en los aficionados", esgrimió Andrea Abodi, presidente de clubes de la Serie B sobre la idea propuesta sobre el comité de árbitros italianos que finalmente se ha llevado a cabo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada