Kamel Ghilas, sin equipo a los 32 años


Foto: Sebastien Bozon/Getty Images
Muchos recordaréis a Kamel Ghilas, un prometedor jugador que llegó al Celta a coste cero en el verano de 2008, en una excelente operación del equipo celeste, que se hizo con un futbolista con un gran futuro y de rendimiento inmediato. El argelino anotó 13 goles en 33 partidos y salió del Celta rumbo a la Premier para fichar por un Hull City que pagó más de 2 millones de euros por sus servicios, una cantidad superior a la que marcaba su cláusula de rescisión, por extraño que parezca. 

Pero, ¿Cómo le fue a Ghilas después de marcharse del Celta? Desde luego, su carrera no fue lo que se esperaba. En Vigo se mostró como un delantero ratonero, con gran capacidad para sacar partido de sus virtudes. Entonces contaba con 25 años y todos coincidíamos en que tendría por delante un futuro brillante. 

En Inglaterra empezó bien, pero acabó teniendo un protagonismo residual en el recién ascendido Hull, por lo que al año siguiente regresó a su país natal, Francia, donde jugó durante 4 temporadas, alternando la Ligue 1 con la Ligue2, aunque solo llegó a destacar con el Stade Reims en la Temporada 2011-12, en segunda división anotando 14 goles. 

Con el ascenso a Primera del histórico club francés fue perdiendo importancia y saldría hacia el Charleroi belga en el mercado de invierno, donde tampoco triunfó. Estuvo unos meses sin equipo, y este año fichó por el Dubai, de la liga de Emiratos Árabes Unidos, donde tan solo jugó durante un breve periodo. Actualmente vuelve a estar sin equipo a pesar de su edad, ya que cuenta con apenas 32 años y podría ofrecer buen rendimiento en algún club de Segunda División. 

Kamel Ghilas es un futbolista clave en el proceso de recuperación del Celta. Pongámonos en situación. Verano de 2009, con el Celta en pleno proceso concursal y muchos problemas para hacer frente a las nóminas, tanto que Edu Moya denuncia al club por impago. Los casi 2,5 millones de euros que pagó el Hull por sus servicios fueron oxígeno para el Celta, que empezaba a respirar, en gran medida gracias al dinero recibido por su traspaso. De porqué se vendió por un precio superior a su cláusula de rescisión hablaremos en otra ocasión. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada