Super Dépor Vs Euro Celta, esta tarde en Riazor


Foto: Atlántico Diario
Los jugadores del SuperDépor y del EuroCelta se enfrentan en el torneo Victoria Memorial Moncho Rivera, un partido benéfico, en el estadio de Riazor que revive los derbis gallegos de hace dos décadas como encuentros con una "rivalidad sana", informaron hoy los organizadores.
La recaudación del partido que organizan el Victoria coruñés y la empresa Hijos de Rivera se destinará en su totalidad a dos entidades benéficas que se lo repartirán en obras de beneficencia entre la Cocina Económica de A Coruña y la Fundación Curemos el Parkinson.

Los exdeportivistas Sergio González, el brasileño Djalma Feitoza 'Djalminha' y el hispano-brasileño Donato Gama; y los exjugadores del Celta Mirolad Ratkovic y el brasileño Giovanella participaron hoy en un coloquio en el que evocaron esa época.

Ratkovic indicó que en la década de 1990 había "una rivalidad bastante sana, más sana entre los propios futbolistas que entre los aficionados". "Me gustaba que los equipos gallegos ganasen algún torneo y explotasen. Galicia tenía dos equipos que empezaban a despertar el interés nacional e internacional. El Deportivo lo hizo un poco antes que el Celta. Galicia merecía que un club de aquí lograra un título. Hay que darle la enhorabuena al Dépor por lo que ha hecho", señaló.

En esa misma línea, el otro ex del Celta que participó en el coloquio, Everton Giovanella, reconoció que "los títulos (seis) los tienen" los del Deportivo y ellos tenían que aguantarse.

El excentrocampista añadió que "la rivalidad hace que crezcas" y por eso consideró que "es importante" que Celta y Dépor vuelvan a estar "lo más arriba posible".

Djalminha, que en los derbis dejó su calidad en el campo y una imagen para el recuerdo, una colleja a Mostovoi, bromeó que no tenía anécdotas, pero contó una "inédita": "Ganamos 1-0 con un gol mío (noviembre del año 2000) y ese partido me sirvió para renovar tres años con el Deportivo".

Después, señaló que con Mostovoi se reencontró en Alemania en un partido de fútbol entre Brasil y Rusia. "Cenamos y lo pasamos muy bien. La rivalidad era en el campo, yo tenía respeto hacia él. El Celta era un gran equipo. Nosotros conquistamos títulos, pero sería difícil ver qué equipo era mejor. Era un placer jugar esos partidos con Mostovoi, con Karpin, que eran los que más calentaban el partido, gente que quería ganar", dijo.

Djalminha apuntó que ellos lograron que el fútbol gallego se viera "en todo el mundo" y comentó que se entristeció cuando el Celta perdió su segunda final de Copa del Rey con el Zaragoza. "Tenía amigos en el Celta y quieres que los amigos ganen y lo pasen bien. Yo quedé triste. Aunque el aficionado deportivista no quería que el Celta ganase, nosotros pensamos en el fútbol de una manera profesional", confesó.

La Liga del año 2000 la levantó el Deportivo, gracias, entre otras cosas, a un gol de Donato Gama en la última jornada ante el Espanyol (2-0). "Tenemos ese partido en la retina, el gol. Suponía una Liga y estamos contentos de haberla ganado, de haber formado parte de esa historia", dijo el hispano-brasileño.

En aquel encuentro tuvo como rival a Sergio González, que después fue incorporado por el Deportivo y que, de los derbis que vivió como blanquiazul, recordó que eran encuentros que los futbolistas vivían de manera "diferente".

EFE

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada