Repetir el curso pasado, esa misión imposible


Foto: Atlántico Diario
Cuando se habla de los objetivos del Celta para esta temporada, muchos se echan las manos a la cabeza al mencionar la palabra permanencia, casi como si fuese una obscenidad fijar un objetivo tan bajo para un equipo que actualmente está participando en la Europa League. Puede que sea cierto y se base en una falsa modestia, o simplemente en la necesidad de cubrirse las espaldas por parte de los jugadores y del cuerpo técnico, pero si atendemos a las cifras, la permanencia es un objetivo plausible, y regresar a Europa algo muy meritorio. 

Cierto que el Celta tiene un buen equipo y no necesita reforzarse como otros equipos que vienen de más abajo, pero si comparamos lo gastado por unos y por otros, llegamos a la conclusión de que Europa sería otra vez un milagro. Otros equipos que pueden pelear por objetivos similares superan con creces la cifra de 7 millones empleada por el Celta. 

El Betis, por ejemplo, ha invertido 20 millones de euros en nuevas contrataciones. Torrecilla ha podido dar rienda suelta a su agenda, sabiendo que disponía de más dinero para traspasos, pero sobre todo de una mayor capacidad económica para los sueldos de los nuevos fichajes. Tampoco resiste a la comparación con otros equipos como el Villarreal (56 millones) o el Sevilla (61). Incluso el Valencia, que ha comenzado la Liga igual de mal que el Celta, multiplica por cuatro la inversión de los vigueses con sus 30 millones de euros. 

Equipos que el año pasado acabaron por detrás de los célticos, como el Espanyol (15 millones) o el Málaga, con otros 10, también superan la inversión del Celta. Eso sí, el Athletic club, rival el año pasado por la quinta plaza, no ha gastado un solo euro esta temporada. Así pues, lo lógico es que al Celta le cueste un poquito más que el año pasado acabar en sexta posición, y repetir clasificación para Europa sería otro milagro de Berizzo. Tengamos los pies en la tierra.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada