Pablo Hernández, el próximo pivote reconvertido por Berizzo


Foto: LFP
Algo que sorprendió mucho en este mercado de fichajes a un sector de la afición fue que el Celta no buscase un mediocentro defensivo. Lo cierto es que no conocemos al detalle todos los movimientos del club, y es posible que se intentase el fichaje de algún jugador de estas características sin que trascendiese a la  prensa. 

Lo cierto es que sonaron muchos jugadores, y muy pocos encajaban en el perfil, salvo Javi Fuego, cuyo interés nunca sabremos si fue real o una maniobra de su representante. El caso es que la reclamación de los aficionados se basa fundamentalmente en la endeblez física de Marcelo Díaz, que le obliga a constantes parones por  sus lesiones. Su recambio, Nemanja Radoja, siempre cumple, pero también padece más lesiones de las estrictamente necesarias. 

Entonces, ¿No sería conveniente fichar para esta demarcación teniendo en cuenta que Berizzo no acaba de confiar en Borja Fernández?. La respuesta puede estar en Pablo Hernández. El técnico argentino ya lo probó durante unos minutos en esa posición ante el Leganés. Cierto que la situación era desesperada, pero al “Tucu” se le vio muy bien en una posición tan retrasada. Se hizo con el centro del campo y comenzó a dirigir al equipo, que para su desgracia estaba demasiado espeso y desconcertado por el resultado que estaba sufriendo. 

En la selección chilena ya lo probó Pizzi durante la Copa América y el experimento salió bien. Es curioso el proceso de Pablo Hernández, que llegó a Vigo como mediapunta, posición en la que nunca llegó a jugar,  puesto que siempre ha actuado como interior, o como pivote en una línea de dos, nunca en solitario como ante el Leganés. 

Y puede ser una muy buena opción de la que ya os hemos hablado. Berizzo convirtió a Augusto, que pasó de ser un extremo con buen centro pero con problemas de velocidad, en un excelente pivote, fichado por el Atlético de Madrid un año después. En el caso del Tucu, el cambio no sería tan drástico. Tiene una enorme capacidad defensiva, una inmensa clase y visión de juego, y podría ser la revelación de la temporada en esa posición. En Chile ya hablan de ello, y Berizzo lo tiene muy en cuenta. 

El propio jugador habló acerca de esta posibilidad a su llegada a Chile, donde inicialmente no estaba convocado y fue de llamado de urgencia tras la lesión de Marcelo Díaz: “Son posiciones a las que uno se tiene que acostumbrar. Con Berizzo llevamos años. Me tocó jugar de mediapunta acá y allá me toca estar un poco más retrasado, lo que para mi juego es mucho mejor porque el veo el campo más de frente y eso me sirve a mí. Trato de aportar lo mejor de mí, y sacar lo mejor para el equipo, y si me toca jugar en una posición adelantada o retrasada, trataré de hacerlo lo mejor”, explicaba el centrocampista en declaraciones recogidas por el portal goal.com. 

Sobre su misión de reemplazar a Marcelo Díaz, el de Tucumán explica lo siguiente: “Si no me sentiría capacitado, no vendría. La verdad es que vengo muy ilusionado, con muchas ganas. Vengo de competir en una liga importante y eso me hace sentir importante. Si me toca en la posición de Marcelo o de otro trataré de hacerlo bien. Ya me tocó, me sentí cómodo y me he ido feliz con el partido que hice. no tengo porqué sentirme a menos. Yo me siento capacitado para cumplir en cualquier faceta del equipo”, concluyó sobre este asunto. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada