El momento Rossi


Foto: RC Celta
Giuseppe Rossi llegó a Vigo para esto. El internacional italiano fue el fichaje más prestigioso del Celta durante este verano. Se trata de un ariete con amplia experiencia, que ya ha demostrado el gran nivel que puede alcanzar en la liga española, y que llegará con muchas ganas, con hambre, y dispuesto a demostrar que las lesiones son cosa del pasado. 

La teoría era que Berizzo podría ir introduciendo poco a poco al italiano, siempre en función del resultado y del rival, pero la lesión de Orellana seguramente precipite su llegada al primer equipo, a pesar de que el técnico argentino siga contando con alternativas. Berizzo comentó la semana pasada en rueda de prensa que el italiano estaba trabajando muy bien, y destacó su facilidad para asimilar nuevos conceptos. 

Uno de ellos es la presión y la defensa al hombre por parcelas, que requiere del aprendizaje de unos automatismos, y que puede ser un tanto desconcertante por la falta de costumbre, ya que la mayoría de equipos trabajan con defensas zonales. Si bien afecta más a los zagueros, también lo hace a los jugadores de ataque, especialmente a los de banda. 

Berizzo valora la opción de colocar a Rossi de mediapunta, una posición en la que ha ejercido Orellana, aunque también lo ha hecho en banda. De hecho, la opción de Rossi como enganche, pretendía llevar de regreso al chileno a la banda derecha, una posición en la que ha rendido muy bien durante los tres últimos años, aunque el chileno es un futbolista imposible de atar a una posición, y siempre desarrolla una excelente movilidad que le hace aparecer en los lugares más insospechados. 

Rossi también es un futbolista móvil, y más allá del hecho en sí de jugar como titular, le toca asumir el rol y parte de los galones que Orellana tiene en el equipo por calidad. El momento Rossi ha llegado, un tanto precipitado, pero esperemos que para quedarse. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada