Carta abierta al Celta en su 93 cumpleaños


Foto: Marta Grande
Querido Celta: 

Ayer estuve en tu casa. Yo y unos cuantos más, no los pude contar. Perdona que no te felicitase en ese momento, pero había tanta gente que me pareció impertinente molestarte. Además vi que estabas en obras. Sé que deberías ser tú quien me aconsejases, pero ten cuidado con quien se arrima a tí en estos momentos. Bueno, seguro que tú sabes bien qué hacer. 

No me fui muy contento, pero no deja de ser un partido más. Uno de los miles que se han jugado en tu casa, que también es un poco de todos nosotros, si me lo permites. He de decir que siento envidia de ti. A tus 93 años vives con la ilusión de un chaval que empieza a gatear. Ni se tuerce tu gesto ni tu mirada se vuelve triste al pensar en los hijos que criaste y se marcharon: Santi Mina, Nolito, Krohn-Dehli, Augusto, y muchos otros en tus más de nueve décadas de vida. 

Asumes con naturalidad que tú tienes que hacer tu vida, como ellos tienen que hacer la suya, y simplemente te dedicas a cuidar y proteger a los que vienen por detrás. Aunque alguno sea un poco díscolo. La familia es lo que tiene. 

Sé que este año vas a tener trabajo, y que abrirás tu casa también los jueves. Si nos lo permites allí estaremos. Estaría bien que fueses un poco más comprensivo con los que cada fin de semana acudimos a verte, aunque llevemos mantas con calaveras o bufandas de peñas no registradas. Somos buena gente. 

Sé que este año disfrutaremos mucho juntos. Confío en que David Lorenzo se quede sin voz cantando goles en tu casa. Tú sabes muy bien lo que es jugar contra grandes equipos de Europa. Y ganarles, y tener que dejarles un carro para que se lleven los goles a su casa. Y menos mal que Lisboa está cerca. 

Claro que tú has visto muchas más cosas que yo. Ojalá pudiera, pero me conformo con saber que estás bien, que cada día estás más joven, y aunque en cada cumpleaños que celebras yo estoy un poco más viejo, pocos antioxidantes son tan efectivos como un gol de los tuyos. 

El año que viene te volveré a escribir. A ver como nos va a los dos. 
Te quiero viejo. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada