Adiós a las porterías de colores


Foto: Jorge Landín
Seguramente ya habréis observado que las mallas de las porterías que veíamos en algunos estadios con los colores distintivos de cada club han desaparecido esta temporada. No es casualidad. Se trata de una medida impuesta por la Liga de Fútbol Profesional a todos los clubes de Primera División, a petición de las televisiones, que consideran que para la retransmisión son preferibles las mallas blancas tradicionales. 

En los últimos años se puso de moda que las mallas luciesen los colores de sus respectivos equipos. El Villarreal puso de moda las mallas amarillas, y a partir de ahí fueron muchos los equipos que también lucían sus colores. Sevilla, Levante, Getafe, Atlético de Madrid… por citar algunos ejemplos, pero también el Celta, que lució mallas de color celeste durante dos temporadas y media. 

Fueron las mallas del ascenso, aunque aquella temporada no fue completa, sino que se cambiaron sobre el mes de noviembre o diciembre. Luego continuaron durante dos años más. Lo cierto es que las mallas eran muy bonitas para visitar el estadio, y estar cerca de ellas, pero no es menos cierto que de cara a la retransmisión televisiva eran menos vistosas. Cuestión de gustos en todo caso. 

El Celta decidió retirarlas en el año 2014, cuando hizo la reforma de las butacas, que pasaron a ser todas de color azul celeste, nos encontramos con las porterías con mallas blancas. Fue una decisión del club, no inducida por la Liga, pero ahora ya no podrán volver estas mallas. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada