Quincy vuelve al fútbol tras un año y medio en el paro


El ex jugador del Celta, Quincy Owusu-Abeyie, ha confirmado su incorporación al NEC Nijmegen, donde regresará al fútbol tras más de un año en el paro. El internacional ghanés firma un contrato hasta el 30 de junio de 2017, esperando reflotar su carrera como futbolista profesional tras estar a prueba con el NEC en las últimas semanas: “Después de un exitoso período en el que pudimos ver a Quincy trabajar durante dos semanas, estamos satisfechos de haber llegado a un acuerdo. Está motivado para empezar en la Eredivisie, y para nosotros es un refuerzo bienvenido en ataque tras ganar mucha experiencia en el fútbol en varios países”, comentó Danny Hoekman, director deportivo del club neerlandés. 

Quincy no tenía equipo desde febrero de 2015, cuando rescindió con el Boavista portugués, donde apenas disputó 7 partidos. La trayectoria de Quincy, que compitió por el balón de oro del Mundial Sub-20 de 2005 con el mismísimo Leo Messi, ha sido errática desde entonces. Dotado de una calidad técnica indiscutible que no ha podido trasladar a los terrenos de juego. 

Jugó en el Celta durante la Temporada 2007-08. Un año muy difícil para todo el equipo, que contó con cuatro entrenadores y multitud de jugadores cedidos que no hicieron vestuario. Quincy empezó muy bien, ilusionando a la afición, pero su rendimiento fue decayendo con el paso de las semanas, especialmente tras su participación en la Copa de África de Naciones.

Su juventud fue un hándicap para triunfar en Vigo, pero tampoco a lo largo de su carrera logró tener estabilidad. Tras jugar en el Celta lo hizo en el Birmingham City, Cardiff City, Spartak de Moscú, Portsmouth, Al-Sadd Doha, Málaga, Panathinaikos y Boavista, siendo en la liga griega donde dio mejores resultados. El pasado año lo pasó en blanco, aunque jugó algún amistoso con el Herenveen. Ahora, con 30 años recién cumplidos, se le presenta la oportunidad de regresar a la Eredivisie, y al país en el que se crió para intentar poner en marcha una carrera que prometía mucho y se quedó en muy poco. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada