La dirección deportiva se afana en la búsqueda del central


Foto: Xoan Carlos Gil/La Voz de Galicia
La llegada de Ljajic responde a la necesidad de club de encontrar un sustituto de garantías para Nolito, recientemente traspasado al Manchester City. El futbolista andaluz dejará un vacío importante en el equipo, cubierto ahora con el jugador balcánico. No sabemos si sigue en pie el fichaje de un mediapunta o se considera que Ljajic puede cumplir esta misión. Por sus características puede jugar por cualquier banda o en la mediapunta. 

La posición que está pendiente es la de central, donde el Celta centrará sus esfuerzos a partir de ahora. No se descartan otras contrataciones, de hecho es probable que las haya, pero es en la retaguardia donde el club vigués quiere hacer un esfuerzo para reforzar convenientemente una posición en la que el año pasado anduvo muy justo de efectivos. 

El nombre que más ha sonado es el de Facundo Roncaglia, que se ha enfriado en las últimas fechas. Tiene ofertas jugosas desde Turquía, y aunque teóricamente vendría la pasada semana a negociar con el Celta, o bien se ha cancelado dicha negociación, o bien no se ha alcanzado un acuerdo entre las partes. No es el único central, y el Celta sabe que dispone de dinero para acudir al mercado con cierta flexibilidad económica. 

Así pues, será este el principal caballo de batalla en las próximas jornadas. El equipo ya ha iniciado el trabajo de pretemporada, y la secretaría técnica, que no suele tener descanso casi nunca, trabaja a destajo para dar a Berizzo el central que tanto anhela. Y podría estar cerca, ya que según informa Rafa Valero en Twitter, hay negociaciones avanzadas con un central, lo que podría suponer la llegada más o menos inmediata de un nuevo refuerzo para la zaga. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada