Empieza lo bueno


Foto: Celta
Dos meses sin partido del Celta es demasiado tiempo, y aunque lo que se juega esta tarde no es un choque oficial, es lo más parecido que nos podemos encontrar a mediados del mes de julio. El Celta jugará su primer encuentro amistoso ante el Lugo, y lo hará en Vigo, por lo que se espera que muchos aficionados se acerquen al Estadio de Barreiro, donde a partir de las ocho se medirá al cuadro rojiblanco, que contará en sus filas con el ex céltico Yelko Pino. 

Será un partido con diversos alicientes. El primer amistoso siempre es uno de los más interesantes, porque ofrece la posibilidad de ver a los nuevos con la camiseta celeste. En este caso no son muchos, ya que tan solo hay dos fichajes en el equipo, pendientes de la incorporación de Roncaglia, que se unirá el próximo lunes al grupo. 

Álvaro Lemos y José Naranjo serán los jugadores que despertarán mayor atención entre los aficionados. El santiagués y el onubense  ya han sido presentados ante la afición, que hoy podrá ver de cerca sus evoluciones sobre el terreno de juego. Además, el equipo que presente esta tarde el Celta tendrá una gran presencia de jugadores de la cantera. 

Hasta ocho futbolistas se han entrenado con el Celta en los últimos días: Los porteros Iván Villar y Ángel Fraga, el defensa Diego Alende, los centrocampistas Pape Cheikh, Brais Méndez, Borja Fernández y Gustavo Ledes y el delantero Borja Iglesias, a los que se ha unido Pedro Martín el pasado jueves.  A muchos de ellos ya los hemos podido ver en partido oficial con el Celta, pero otros como Brais Méndez o Gus Ledes no han podido debutar ni en partido amistoso. 

Así pues alicientes no faltan, más allá de que, encima, juega el Celta. Y eso, por sí solo, es motivo para acercarse a Barreiro. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada