El Celta puede cruzarse esta noche con el hijo del autor de uno de los mejores (y más extraños) goles en Balaídos


Uno de los goles más extraños y a la vez atractivos que recibió el Celta a lo largo de su historia lo anotó George Hagi. El centrocampista rumano anotó un tanto en Balaídos, en la Temporada 1994-95, aprovechándose de la niebla existente y del guante que tenía en su pie izquierdo. Fue al comienzo de la segunda mitad, cuando sorprendió a Patxi Villanueva con un disparo desde el centro del campo tras el saque inicial. 

La visibilidad era escasa debido al manto de niebla que cubría el estadio vigués, lo que impidió a Villanueva precisar la trayectoria del balón. Cuando pudo hacerlo, este ya besaba la red haciendo inútil su estirada. 

Han pasado más de 20 años de un gol que muchos aficionados aún recuerdan en Balaídos. De hecho, aquel partido pasará a la historia por las condiciones climatológicas, marcadas por una densa capa de niebla que hacía casi imposible la práctica del fútbol, y también la visualización del mismo desde la grada. 

Pues bien, esta noche, en el amistoso que disputará el Celta en Florencia ante el cuadro viola, podría encontrarse con el hijo de Hagi, Ianis, de 17 años e internacional con Rumanía en categorías inferiores, fichado recientemente por la Fiorentina. El jugador llegó a disputar el pasado año 16 partidos con el Vitorul, y es una de las promesas más firmes del fútbol rumano.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada