Top 10 Andaluces en el Celta: (9) Antonio Hidalgo


Foto: Todo Colección
Andalucía ha sido, a lo largo de la historia, uno de los principales viveros del Celta dentro de España. Más de una cuarentena de jugadores procedentes de esta Comunidad han defendido los colores celestes. José Naranjo será uno más, pero en moiceleste hemos hecho una selección 
muy personal para elaborar una lista con los 10 mejores jugadores andaluces en la historia del Celta. Espero que os guste.  

9 Antonio Hidalgo (1968-76) 190 partidos / 2 goles

El noveno clasificado en nuestra lista solo sonará a los lectores más veteranos de la web, y es que Antonio Hidalgo, que fue jugador del Celta durante ocho años, dejó el equipo en 1976, después de ocho años vistiendo la zamarra celeste, y de casi 200 partidos a sus espaldas. Otro sevillano, como Juan Velasco, fue un defensa polivalente que no olvidan aquellos que le vieron jugar en Vigo. 

Andaluz de Sevilla, su gracejo y acento inconfundibles no dejaban lugar a dudas de su procedencia. Defensa que se desempeñó en todos los puestos de la zaga, destacó principalmente jugando en el lateral. Comenzó a brillar en los juveniles del Betis, jugando después cedido en el Extremadura, antes de pasar al Badajoz. Estando en el Badajoz estuvo a punto de ser fichado por el Atlético de Madrid, pero finalmente llegó al Real Club Celta mediada la campaña 1968-69, la que sería la última en segunda tras un largo paseo por la categoría de plata.

Debutó con el Celta en el primer partido de la segunda vuelta contra el Mestalla, en el campo del Valencia. Fue un debut afortunado, porque en aquel partido el equipo olívico vencía por 4-2, sumando dos positivos que reafirmaron al Celta en sus pretensiones de ascenso a la División de honor, aspiración que, afortunadamente, se hizo realidad en aquella primera temporada del sevillano en el equipo. Jugó los 19 partidos del campeonato desde su llegada, y aunque inicialmente firmó un contrato por tres campañas, permanecería en el Celta, un total de ocho, jugando la friolera de 171 partidos de liga con el equipo vigués.

Durante su estancia en Vigo, el Celta consiguió por primera vez, la clasificación para disputar la Copa de la UEFA, e Hidalgo tuvo ocasión de jugar el partido de ida de la primera eliminatoria europea del Celta, en Septiembre de 1971, en Balaidos, frente al Aberdeen escocés, (0-2).

Anotó dos goles con el Celta, ambos en liga. El primero de ellos en Las Palmas,  en un empate (1-1), en mayo del 72.

Su segundo y último tanto lo hizo el 3 de noviembre de 1974, en un empate en Balaidos frente al Real Madrid (3-3). En el minuto 31 de la segunda parte, el Celta sacaba una falta que Doblas remataba fuerte, rechazando un defensa madridista el balón, que llegaba hasta Hidalgo, que había subido al remate, y de disparo cruzado establecía el 3-2. Posteriormente el Madrid, en el descuento empataba el partido, en un año en el que el Real Club Celta descendería de categoría.

Era un lateral fuerte e intenso. Los viejos aficionados no olvidan la tarde que libró una intensa pelea con Roberto Martínez, en un Celta-Espanyol con Balaídos embarrado. El hispanoargentino casi le doblaba en altura. En una jugada, ambos cayeron al suelo y en el forcejeo Hidalgo le soltó un mordisco en el gemelo al futbolista que después jugaría en el Real Madrid.

Aguerrido en el campo, el sevillano era entrañable y simpático en el vestuario. Antonio Hidalgo fue un jugador muy regular durante su estancia en el Real Club Celta, jugó una media de mas de 20 partidos por temporada en las ocho temporadas que permaneció en el equipo, formando defensa con compañeros como Rivas, Pedrito, Manolo, Costas, Navarro o Dominguez. Consiguió dos ascensos a primera, y la mencionada clasificación para la Copa de la UEFA.

Tras retornar a primera, antes de iniciarse la temporada 1976-77, se le concedía la baja, junto a otros ocho compañeros.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada