Nolito hizo mejor al Celta, y el Celta hizo mejor a Nolito


Foto: Marta Grande
Cuando Luis Enrique llegó al banquillo del Celta se puso muy pesado con una petición: Nolito. El futbolista andaluz, que había militado el año anterior en el Granada, pertenecía al Benfica, que traspasó al futbolista por 2,5 millones de euros, quedándose con un 35% de su pase. Luis Enrique ya tenía a su jugador, con el que había coincidido en el Barcelona B, y el futbolista volvía a tener enfrente al técnico con el que más había aprendido. 

Pero no era aquel el matrimonio que se establecería en Vigo. Lo fue directamente con el Celta. Cuando Nolito llegó a Vigo no era el jugador que es ahora, ni tampoco el Celta era el club en el que se ha convertido. Juntos crecieron. Nolito era un futbolista descartado por el Barcelona, que no contaba demasiado para el Benfica, y que había sido cedido el año anterior a un equipo de la zona baja. Y que llegaba a otro en la misma situación, ya que el Celta se había salvado en última jornada de un descenso que muchos daban por hecho. 

Nolito tenía unas expectativas muy altas cuando militaba en el Barcelona B, pero estas se habían apagado tras un discreto rendimiento con el primer equipo. Como tantos otros, no tuvo sitio en el primer equipo y tuvo que buscarse la vida lejos del Camp Nou. En Vigo su carrera iba a sufrir una transformación. La presencia de Luis Enrique en el banquillo, y el buen ambiente del vestuario llevaron a Nolito a un crecimiento increíble que queda a la vista tres años después. 

En Vigo, Nolito se hizo internacional absoluto, y en su crecimiento llegó a ser titular en una Eurocopa. No solo a ser llamado por el seleccionador, sino a convertirse en uno de los jugadores más importantes del equipo. ¿Qué decir del Celta?. Volvemos a aquel mes de junio de 2013, con el Celta salvándose casi de milagro ante el Espanyol, aprovechando la derrota del Deportivo en Riazor ante la Real Sociedad. 

Durante la primera temporada de Nolito el objetivo seguía siendo la permanencia. Y gracias, pero el final de aquella Liga, con Nolito marcando 6 goles en 3 partidos, catapultaron al Celta a una novena posición que hacía justicia a los méritos obtenidos en la recta final de la temporada. 

Aquel Celta era el germen de lo que ahora es, un equipo que se ha clasificado para la Europa League, y el más representado por el Campeón de América, Chile, que cuenta con tres futbolistas de su equipo. Saneado económicamente, recibirá una inyección adicional con el traspaso de Nolito, por quien percibirá 18 millones de euros por el pase al Manchester City. El jugador también ampliará notablemente sus emolumentos. Pocos matrimonios, incluso siendo cortos, han sido tan fructíferos para ambas partes en el mundo del fútbol. Ojalá vengan muchos Nolitos al Celta. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada