Miñambres: "Uno se va como quiere, no como otros le quieren hacer salir"


Foto: Ricardo Grobas
Felipe Miñambres aseguró este sábado, en una charla con aficionados y peñistas del Rayo, que la decisión de abandonar el club en el que ejerció como director deportivo desde 2007 hasta esta última semana "no hubiera sido distinta" si el equipo se hubiese quedado en Primera. 

Miñambres rompió unilateralmente la pasada semana el contrato que le unía al conjunto madrileño hasta 2017, algo que sentó mal en el club, que anunció que emprenderá acciones legales contra el astorgano. "A Raúl Martín Presa (presidente) le avisé en tiempo y forma como cualquier trabajador que se va. Yo mandé un burofax para avisar de mi marcha y lo hablé con él antes de marcharme. Yo tomo una decisión y él puede tomar la que quiera. No me molesta. Defiende su parcela de la forma que cree. Yo no me voy por falta de confianza", confesó.

Tras anunciar su marcha, Raúl Martín Presa mostró su malestar con el Celta de Vigo y aseguró a EFE que "nadie" del conjunto gallego se dirigió a él para "preguntar o interesarse por uno de los pilares" de su club, algo que Miñambres ha negado. "Al club le llamaron, y no sólo del Celta, para preguntar por mi situación. Y en una reunión de la Liga se encuentran Presa y Carlos Mouriño (presidente del conjunto gallego) y lo hablan. Incluso el presidente del Celta le comentó que el perfil del director general rayista le encajaba, aunque ahora no lo necesiten", comentó Felipe.

Para anunciar su marcha, Miñambres dio hace dos días una rueda de prensa en la Ciudad Deportiva, en una sala de prensa que lució vacía por orden de la directiva y en la que se tapó la cartelería relacionada con el Rayo y no hubo ningún empleado del club. "Que me quitara el escudo de la sala de prensa o que mis amigos no hayan podido estar... Me quedo con esta charla y la comida con mis compañeros. Uno sale como quiere y no como los otros le quieren hacer salir", dijo el exfutbolista.

El vacío que Miñambres deja en la dirección deportiva será cubierto de momento por el portero David Cobeño, que, tras una última temporada lesionado, colgará los guantes para ejercer en los despachos. "A Cobeño lo quiero mucho. A él, a Míchel y a los que se quedan. Su idea es traer a alguien para que esté con él, porque conoce bien los entresijos del club. Se tiene mucho avanzado y deben tener tranquilidad porque al final siempre caen muchos buenos. Ahora el Rayo es uno de los grandes en Segunda y a veces la ilusión y las ganas valen más que la experiencia. Cobeño lo va a hacer muy bien", concluyó.

EFE

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada