El reto de llegar al 75% del aforo en Tribuna


Foto: @AntonioLijo
El Celta se enfrenta esta temporada a un difícil reto ante las exigencias de la Liga de Fútbol Profesional en materia de asistencia a los estadios. Y las primeras decisiones del club no están ayudando demasiado. La Liga exige a los equipos de Primera División una ocupación mínima del 75% en las gradas que estén en el tiro de la cámara. En el caso de Balaídos las cámaras están situadas en Río, y ahí seguirán. 

Eso significa que lo que se verá en pantalla serán las dos gradas de Tribuna. El club ha suprimido la grada de Preferencia y ha dividido tribuna en dos, con la misma nomenclatura que la grada de Río: Alta y Baja. Estas dos gradas resultantes de la reforma del Estadio son, a día de hoy de las más caras del estadio, -Río supera a Preferencia baja-  por lo que completar el 75% del aforo será todo un reto para el club, que se enfrenta a una multa por parte de la Liga en caso de no lograrlo. 

Además, esa multa, tal y como informa hoy La Voz de Galicia, será incluso mayor en el caso de que no se alcance el 50% del aforo. La grada de Tribuna presenta en muchas ocasiones una aforo inferior, y el tiro de cámara era salvado gracias a la presencia de bastante público en Preferencia, anteriormente una grada con peor visibilidad, pero mejores precios. 

En los años noventa se produjo el cambio de las cámaras, que pasaron de estar en Tribuna, como en la mayoría de los estadios, a situarse en Río, por la comodidad que supone para los operadores de televisión la colocación de los camiones y el propio cableado. Si las cámaras siguiesen en Tribuna, el aspecto del estadio sería radicalmente distinto, ya que las dos gradas de Río suelen presentar muy buen aspecto. El reto para el club va a ser el de lograr el 75% del aforo sin regalar entradas. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada