El fichaje más caro de la historia del Celta


Foto: Nuno Correia/Getty Images
Cuando el Celta fichó a Catanha, el fútbol atravesaba su particular burbuja. Inflado de manera artificial por el dinero de las televisiones, que empezaba a comercializar todos los partidos  después de años en los que solo retransmitían uno o dos partidos a lo sumo. Fue una época en la que los dispendios económicos estaban a la orden del día. El Celta lo acabó pagando con un proceso concursal que casi le lleva a la disolución. 

La deuda casi ahoga al club, y en parte llegó por fichajes como el de Catanha, por quien el Celta pagó 2.500 millones de pesetas de la época, unos 15 millones de euros en el verano del año 2000. Catanha venía de golear de forma indiscriminada con el Málaga, con quien había marcado 50 goles en los dos últimos años. El Celta atravesaba el mejor momento de su historia, con Karpin por una banda, Gustavo López por la otra, y Mostovoi en la mediapunta. 

Con todo par marcar muchos goles, Catanha se conformó con anotar 46 goles en los 150 partidos oficiales que disputó con la camiseta del Celta. Cifras muy mejorables teniendo en cuenta el rendimiento ofensivo del aquel equipo, en el que era relativamente fácil marcar goles. En Vigo alcanzó la internacionalidad, pero se fue del club sin pena ni gloria, como un futbolista al que le pesó mucho el gran desembolso realizado por el club para hacerse con sus servicios. 

Esta semana ha vuelto a ser noticia, ya que ha sido presentado como nuevo entrenador-jugador del Zenit de Torremolinos, que milita en la segunda división andaluza. A sus 44 años, el ex jugador del Celta volverá a correr por un campo de fútbol, y promete celebrar sus goles haciendo la gaviota. Un gesto que se hizo mítico durante su estancia en Vigo. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada