El ejemplo de Marcelo Díaz


Foto: Claudio Reyes/AFP
Marcelo Díaz ha dado una nueva demostración de su profesionalidad. Fue el primero de los jugadores célticos en incorporarse a los entrenos de la selección chilena, sin tener ni un solo día de vacaciones. Jugó el sábado en Madrid, y automáticamente viajó a su país para integrarse en el combinado chileno. 

Sabe que es un fijo para Juan Antonio Pizzi, pero no se relaja un ápice. Este fin de semana todos sus compañeros tienen el día libre, pero él se sigue entrenando en solitario debido a que la próxima semana deberá ausentarse por problemas familiares, y tampoco podrá estar en el amistoso ante Jamaica. 

Un detalle que habla muy bien de Marcelo Díaz, algo que seguramente influyó mucho en la recuperación de sus lesiones con el Celta, siempre por delante de los pronósticos de los galenos celestes. No parece que sea casualidad. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada