El Celta celebró ayer la tradicional comida de fin de temporada


El pazo da Touza fue el lugar elegido por el club para celebrar la tradicional comida de final de temporada, que se celebra todos los años y a la que acuden los dirigentes del club, miembros de la plantilla y cuerpo técnico y el resto de los empleados del club. 

El buen ambiente fue la tónica reinante en una reunión marcada por un “ambiente extraordinario”, según relataba el club a través de su página web oficial, en el que los empleados del club aprovecharon para brindar y felicitarse por la clasificación europea del equipo. 

Al evento asistieron el Consejo de Administración al completo, con el Presidente Carlos Mouriño a la cabeza, los directores del club y el cuerpo técnico. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada