Balaídos pierde clientes


Foto: Marta G. Brea // Faro de Vigo
Una vez concluida la temporada en lo referente a los partidos jugados en Balaídos, llega el momento de hacer análisis. Y tras hacerlo, resulta inevitable no preocuparse por la cifra de espectadores registrados esta temporada, la peor de las cuatro últimas campañas con el Celta en Primera División, confirmando la tendencia a la baja iniciada la pasada campaña. A continuación los datos de asistencia en la máxima categoría, según datos publicados por El Desmarque. 

Temporada 2012-13: 20.199
Temporada 2013-14: 20.625
Temporada 2014-15: 19.139
Temporada 2015-16: 18.349

La evolución de los espectadores está resultando bastante preocupante. El primer año se superaron los 20.000 de media, cifra que se elevó al año siguiente, incluso con muchos partidos en lunes y en viernes. La pasada fue la primera en la que estas cifras se rebajaron, de forma significativa además, algo que se ha acentuado en el presente curso. 

Son muchos los motivos que pueden llevar a esta situación. Las obras probablemente no ayuden, y tampoco el hecho de ser el equipo, junto con el Betis, más retransmitido en abierto a lo largo de la temporada, pero haríamos mal si nos conformásemos con este dato para analizar el drástico descenso de “clientes” en Balaídos. 

También se achaca a la política de precios del club, y los problemas para aparcar en las inmediaciones del estadio, pero esos eran problemas comunes en temporadas pasadas. Bien es cierto que este año ha habido partidos concretos en los que las circunstancias no han ayudado en absoluto. 

La visita del Barcelona se produjo un miércoles a las ocho de la tarde -hubo apenas 23.311- y el partido ante el Real Madrid fue un sábado a las 16:00. Ahí se registró la mejor entrada de la temporada con 25.513. Otros partidos, como el del Atlético, estuvieron marcados por las inclemencias meteorológicas. De hecho, aquel partido estuvo al borde de la suspensión, y muchos aficionados prefirieron quedarse en casa. El resultado: Apenas 13.000 espectadores. 

Pero tal vez habría que realizar un análisis más concienzudo para encontrar las causas que están llevando al celtismo a abandonar Balaídos de forma progresiva. La próxima temporada ya estará lista la nueva grada de Tribuna, y en breve lo estarán las otras gradas si finalmente llega la ansiada reforma total del recinto. Con un estadio más moderno, y con mejor visibilidad, habrá menos excusas para quedarse en casa. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada