200 valientes contra la multitud


Foto: LFP
Los celtistas serán claramente minoría en el Vicente Calderón. Las noticias que llegan desde Madrid hablan de un lleno en el coliseo rojiblanco. La afición colchonera se vuelca con su equipo en la previa de la final de Champions, para despedir una temporada que ha vuelto a ser extraordinaria para el equipo que entrena Simeone. 

En medio de la muchedumbre, aproximadamente dos centenares de aficionados celestes intentarán animar a los suyos. Se esperaba una mayor presencia de seguidores célticos, pero el alto precio de las entradas, cuestan 50 euros en la grada visitante, han retraído a muchos de viajar después de hacerlo ya a Gijón o Bilbao recientemente. Los bolsillos necesitan un respiro. 

La mayoría de los aficionados serán celtistas afincados en Madrid. Muchos de ellos ya estuvieron presentes en la eliminatoria de la Copa del Rey, que al celebrarse durante la semana imposibilitó el viaje a los celtistas residentes en Galicia. En todo caso, ese pequeño reducto a buen seguro que se hará notar, algo que logran en casi todos los estadios que visitan, con independencia del número. 

El celtismo pondrá punto y final a una temporada espectacular, que puede ser aún más redonda si se conquista la quinta plaza ganando en la cancha de uno de los finalistas de la Champions League, a quien el Celta ya apeó en la Copa del Rey. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada