El partido del año


Foto: Miguel Riopa // Getty Images
El Celta jugará este domingo el partido más importante del año. Siempre se dice que el siguiente es el más importante, el partido clave. Pero en este caso es cierto. Los de Berizzo llegan a San Mamés con 57 puntos, dos más que el Athletic, y sin la obligación imperiosa de ganar. No es que el Celta vaya a salir a empatar, pero puede jugar con la ansiedad de un Athletic que querrá quedar quinto para no depender de lo que haga el Sevilla en la final de Copa y en la Europa League. 

Sin despistarse de la Champions, el Celta tiene la oportunidad de dejar vista para sentencia la quinta plaza en caso de vencer. Si lo hiciese, alejaría a los bilbaínos en cinco puntos, con seis en juego, y si el Sevilla no ganase en su visita a Cornellá, ya no podría dar caza al Celta. Hay que recordar que el cuadro hispalense es el único equipo de Primera que no conoce la victoria como visitante. 

Así pues, los tres puntos en San Mamés, aunque terriblemente difíciles, serían el empujón definitivo para un equipo que entonces cerraría una temporada brillantísima. Tendría en el bolsillo la quinta plaza, y dependería de lo que hiciese el Villarreal en Mestalla para anotarse al sueño de la Champions.

Después de San Mamés, el Celta recibirá al Málaga en Balaídos, y toca una última jornada muy difícil, con la visita al Atlético de Madrid, que se estará jugando, presumiblemente, la Liga ante Barcelona y Real Madrid, por lo que sería interesante tenerlo todo atado para esta jornada. 

Todo esto son cuentas de la lechera. Nada más que eso. Luego la Liga irá poniendo a cada uno en su lugar, pero esa victoria ante el Granada fue mucho más importante de lo que en apariencia pueda parecer. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada