Alejandro Arribas, uno de los nuestros


Foto: Marta G. Brea
Cuando supe que el Deportivo fichaba a Alejandro Arribas no pude dejar de pensar en el historial del futbolista madrileño, al que el Celta ya se había medido con anterioridad. Vaya por delante que considero que se trata de un gran central, con el que el Deportivo acertó plenamente, pero su historial contra el club vigués no deja de ser curioso. 

De hecho, hasta esta misma temporada nunca había logrado vencer al Celta. Lo hizo en el partido de la primera vuelta, con un claro 2-0 de los blanquiazules. Era su primer triunfo, pero más allá de perder, Arribas había sido “responsable” en mayor o menor medida de las derrotas de sus equipos, que ahora vamos a recordar. 


Rayo Vallecano 1 - Celta 3 (gol en propia meta)

Visitaba el Celta a uno de los gallitos de la categoría, rival directo en la lucha por el ascenso a Primera División. El partido se jugó un 2 de enero del año 2011, con Paco Herrera en el banquillo celeste y Sandoval en el vallecano. El cuadro franjirrojo salió muy fuerte, y a los 6 minutos ya ganaba gracias a un gol de Coke, actualmente en el Sevilla. 

En la segunda mitad todo cambiaría, ya que nada más reanudarse el partido, Arribas se marcó un gol en propia meta. Tres minutos después David Rodríguez marcaba el 1-2, y él mismo sentenciaría el partido a diez del final. 1-3, y victoria importantísima en uno de los campos más complicados de la categoría. 


Celta 2 - Osasuna 0 (Expulsado)

Temporada 2012-13. El Celta logró la primera victoria en su retorno a la máxima categoría un 1 de septiembre de 2012, con Alejandro Arribas en el campo, en las filas de Osasuna. Una victoria trabajada que no se resolvería hasta el minuto 89 con el 2-0 de Bermejo. Antes había marcado Aspas, en el 69, y entre medias Arribas vio dos amarillas, una en el 74 y otra en el 82, dejando a su equipo con diez, y facilitando al Celta su victoria.



Celta 1 - Sevilla 1 (Penalti) 

Visitaba Balaídos el Sevilla, con Iago Aspas y Denis Suárez en sus filas, ante un Celta que quería seguir soñando con participar en la Europa League. No tardó mucho el Sevilla en adelantarse en el marcador, gracias a un gol de Gameiro a pase de Aspas, y aunque el Celta lo intentaba y llegaba más, pudo marcar el segundo el cuadro andaluz por medio del propio Arribas, que envió un cabezazo al palo. 

Eso fue en la primera mitad, porque en la segunda, y nada más comenzar, el jugador madrileño cometió un claro penalti en un salto con Charles, que supuso el empate céltico por mediación de Santi Mina. El tercer servicio de Arribas, que el sábado por la noche ofreció el cuarto, aunque esta vez no lo pudo aprovechar el Celta. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada