Ojo, que mañana hay derbi


Foto: LFP
Aunque no lo parezca, esta semana tenemos derbi. La actualidad del Celta ha sido voraz y ha canibalizado casi toda la información referente al partido de la máxima rivalidad entre los dos grandes de Galicia, pero ni el sustituto de Unzué, ni los posibles fichajes, ni las salidas de Wass, Jonny y compañía deben eclipsar la importancia de un partido muy especial para todo el celtismo. 

Quedan poco más de 24 horas, y en ambas ciudades se está hablando más del futuro que del presente. Es lógico hasta cierto punto. El Deportivo tiene por delante el reto de reconstruirse para regresar cuanto antes a Primera División, ya que no lograr el ascenso por la vía rápida comprometería su futuro a nivel económico. 

En Vigo seguimos lamiendo nuestras heridas después de un año que ha dejado bastante indiferente a la afición, que esperaba una respuesta más agresiva por parte del equipo en su lucha por regresar a Europa. Lucha que por cierto aún no debe abandonar ya que siguen existiendo posibilidades. El gran problema son las sensaciones que ha transmitido el equipo en las últimas jornadas. 

Pero eso poco contará cuando comience a rodar el balón. Entonces ya nos daremos cuenta de que estamos ante un derbi, y de la importancia que tienen estos partidos que, al menos el año que viene, no podremos disfrutar. 

0 comentarios:

Publicar un comentario