El Celta se consolida como Rey de Galicia


Foto: RC Celta
El fútbol son ciclos, no solo en la carrera de un futbolista, o en una temporada, sino también en la trayectoria de un equipo. El Celta pasó unos años duros tras el descenso a Segunda y el posterior ingreso en un proceso concursal dramático, resuelto con bastante eficacia por parte del club vigués. Entonces, tenía que ver al Deportivo en Primera División, cediendo un reinado que históricamente casi siempre ha pertenecido al equipo de Balaídos. 

Pero los ciclos cambian, y la crisis económica fue notoria primero en Vigo, pero también se hizo ver en A Coruña, y quizás con más fiereza. De hecho, sigue notándose. Mientras el Celta comenzaba de cero formando un equipo con la cantera como protagonista, en A Coruña miraron para otro lado durante muchos años hasta que aquello fue insostenible. Dos descensos a Segunda hicieron inevitable el paso de acogerse a la Ley Concursal. 

La salida del Celta de la misma fue duro y costoso, pero en el caso del club herculino lo será aún más. De momento están acertando en lo deportivo, lo que es un respiro, pero es innegable que son ellos los que miran al Celta como en Vigo se miraba al Deportivo hace poco más de un lustro. El Celta está en Europa, y ha quedado entre los diez primeros en las tres últimas temporadas, y podría volver a hacerlo por cuarta vez. 

También ha tenido un buen papel en la Copa del Rey, aunque cayó eliminado por el Alavés, el mismo equipo que se cargó al Deportivo. No hay duda sobre quien manda actualmente en Galicia futbolísticamente hablando. El Celta retoma el mando que tuvo durante gran parte de su historia. Desde su nacimiento tras la fusión de los dos mejores equipos de Galicia, el Celta siempre representó a un país que ahora vuelve a mirarlo con admiración. Claro que teniendo a un rey en el campo es más sencillo reinar. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada