La UD Las Palmas llegará a Vigo con Setién enfrentado a su vestuario


Foto: Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images
La Unión Deportiva Las Palmas, próximo rival del Celta, vive momentos realmente complicados en torno a la figura de su entrenador, Quique Setien, que sonó para el Celta hace unos años, y que ahora se cotiza tras sus buenas campañas en el conjunto amarillo. El técnico cántabro anunció tras el partido ante el Villarreal que no seguirá en Gran Canaria, pero los motivos no son estrictamente económicos, sino que parece que hay bastante mar de fondo. 

Según informó el diario Sport este fin de semana, existen grandes discrepancias entre el técnico y buena parte de la plantilla, algo que alcanzó su cenit el pasado viernes, en el que se vivieron situaciones extremas en el vestuario. Según estas informaciones, el central Mauricio Lemos encajó mal un reproche de su ayudante, Eder Sarabia, y rompió de un puñetazo un panel de pladur. 

No fue el único, ya que el delantero croata Marko Lievaja, molestado por no haber disputado ni un minuto después de calentar durante toda la segunda mitad, tiró una camiseta al suelo durante una discusión mantenida con el propio técnico, y cuentan que algún futbolista se marchó a casa sin tan siquiera ducharse, molestos por el planteamiento táctico del entrenador. Incluso Jesé, que fue suplente, se mostró disgustado. 

El divorcio entre la plantilla y el técnico es evidente a pesar de los buenos resultados que están obteniendo, y parece incluso complicado que acabe la temporada, especialmente si los objetivos europeos se ven lejanos y la salvación conseguida. El equipo canario llegará a Vigo en medio de esta tormenta, aunque tendrán dos semanas por delante para reconducir la situación y encontrar nuevamente el feeling perdido entre la plantilla y el cuerpo técnico. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada