Polémica por las multas a vehículos mal estacionados



Uno de los temás más polémicos durante el partido de ayer sucedió fuera de las instalaciones municipales en las que se desarrollaba el juego. Y es que mientras se jugaba el Celta - Osasuna, varios aficionados se enteraron a través de las redes sociales de que la policía estaba retirando y multando coches mal estacionados en zonas cercanas a Balaídos. 

En esas zonas, como la de la foto, cercana a la factoría de Citroën, no se puede aparcar, pero normalmente la policía suele actuar con cierta indulgencia teniendo en cuenta las escasas zonas de aparcamiento que hay en las inmediaciones del estadio celeste. Sin embargo ayer muchos se encontraron con la sorpresa de tener una multa o en el parabrisas, o incluso no encontrarse el coche, con lo que eso supone. 

El tema fue bastante comentado, y ahonda un poco más en el problema existente para aparcar el coche, y las escasas soluciones aportadas para evitarlo. Sin duda este es uno de los motivos que lleva a muchos aficionados a quedarse en casa, salvo en algún partido especial, y es algo que desde el Celta y desde el Concello deberían revisar. Hay lanzaderas de buses pero son pocas e incómodas, y en muchos casos el recorrido se hace eterno. Es evidente que con más zonas para aparcar, y mejores salidas de los parkings, habría mucha más gente en el estadio. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada