Jozabed, o la cordura en medio de la locura


Foto: Atlántico Diario
Cuando Jozabed llegó a Vigo su fichaje parecía de perfil bajo. Hubo ciertas críticas a la dirección deportiva por la llegada del sevillano. Se puso en tela de juicio su idoneidad solo por ser un “recomendado” de Felipe Miñambres, que ya lo fichó en su momento para el Rayo Vallecano. 

El tiempo siempre se encarga de dar y quitar razones, y lo juzgará mejor a final de temporada, o cuando deje el Celta si finalmente se ejecuta su opción de compra, pero por lo que hemos visto hasta ahora su llegada es más que interesante. El ex del Jaén, salió el pasado  jueves al terreno de juego en la segunda mitad de un partido loco, e hizo todo lo posible porque reinara la cordura sin perder la esencia de ataque del Celta. 

El centrocampista andaluz tiene la virtud de transmitir una enorme calma con el balón en los pies, lo que no se debe confundir con relajación. Él va a su ritmo, y hace que sea la pelota la que tenga prisa. Su conexión con el equipo ha sido inmediata. Jugó muy bien ante el Atlético de Madrid, cortejando el gol, con el que se cruzó en el partido ante Osasuna. Aquel día marcó su primer tanto como celeste, y ofreció a Aspas una primorosa asistencia. 

Ayer puso la calma, y marcó el tempo del partido. Su entrada al terreno de juego coincidió con un cambio en la tendencia del partido. El Shakhtar estaba llegando mucho, y solo Sergio era capaz de detener al conjunto ucranino… hasta que entró Jozabed. Entonces se acabó el equipo ucraniano. Y el Celta logró empatar la eliminatoria y rematarla en la prórroga con un de cabeza tras asistencia de Jozabed. Felipe también sabe fichar. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada