Recuperar a Marcelo Díaz


Foto: Las Provincias
Uno de los aspectos en los que el Celta está siendo diferente a años anteriores es el factor de la posesión. El equipo de Berizzo es más vertical que en año precedentes, fundamentalmente porque le cuesta tener posesiones de calidad, por lo que apuesta por ataques en transiciones rápidas que están demostrando ser efectivos, pero el equipo sigue echando de menos mayor control en los partidos, especialmente cuando se adelanta en el marcador. 

Tal vez la clave en este cambio de estilo esté en el centro del campo. La reconversión de Augusto como mediocentro defensivo fue clave para marcar un estilo en el Celta de Berizzo, que le llevaba a dominar los partidos, a tener el balón y mandar casi siempre en el centro del campo. Tras la salida del argentino, llegó Marcelo Díaz, que demostró ser un futbolista con un extraordinario talento y una gran capacidad para mover al equipo desde el centro del campo. 

Era lo que quería Berizzo y lo tenía, pero entre las lesiones y momentos de baja forma, Marcelo Díaz ha ido languideciendo hasta ser una sombra de aquel jugador que impresionó y deslumbró en sus primeros partidos vestido de celeste. El del Amsterdam Arena fue otro ejemplo. Radoja rindió mal, porque se encuentra incómodo en el doble pivote, y Díaz no fue la brújula que debía de ser. 

Recuperar al internacional chileno es una de los retos que tiene por delante Eduardo Berizzo de aquí a final de temporada. No se puede decir muy alto, pero ha conseguido enlazar varios partidos y varias semanas sin lesiones. Recordemos que lo que padeció hace un par de semanas fue una contusión, nada que ver con las lesiones musculares que había padecido antes, pero ahora el cuerpo médico tiene claro que, en su caso, cualquier precaución es poca. Será importante recuperarle a nivel físico, pero sobre todo a nivel futbolístico, ya que el Celta necesita a un jugador como él. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada