Ganar o ganar


Foto: Óscar Vázquez
La de esta noche es una de esas finales en las que solo sirve ganar. El Celta se juega el pase a la siguiente ronda ante un Standard de Lieja que llega en idéntica situación que los célticos, dependiendo de sí mismo y con la victoria entre ceja y ceja. El que gane logrará el pase a la siguiente ronda, y el que pierde.. paga. 

Es un partido tan ilusionante como emocionante en la previa, por aquello del vértigo que causa pensar que una derrota supondrá la eliminación de una competición que ilusiona mucho al celtismo. ¿Pero qué pasa si se da un empate?. 

Este resultado no beneficia en nada al Celta. El empate lo dejaría todo abierto para la última jornada, que se disputará en quince días, pero el Celta entonces no dependería de sí mismo, y tendría que viajar a Atenas con el equipo de gala para lograr una salvación que no estaría garantizada ni tan siquiera ganando. Todo eso porque el Ajax es probable que llegue como primero de grupo a ese partido y no se jugaría nada ante el Standard de Lieja, que jugaría en su estadio ante el Ajax. 

Además, tendría que viajar a Atenas, un terreno siempre hostil, donde ganar es realmente meritorio. Así que casi todo estaría en contra, y es por eso por lo que la apuesta por la victoria no debe admitir ningún tipo de renuncias. Hay que ganar o ganar. No queda otra opción. Pero sin volverse locos, sabiendo que este Celta es superior a su rival, pero también conscientes de que eso hay que demostrarlo sobre el terreno de juego. 

Ayer Berizzo explicó con claridad cual será el plan para esta tarde: Buscar la victoria pero sin volverse loco: “Necesitamos ganar, y no por eso vamos a hacer cosas que nunca hicimos. Vamos a atacar todo el tiempo que podamos, presionar para que no juegue, y después hacer muchas cosas bien, y el partido nos premiará con una victoria. No esperamos un partido loco donde no seamos nosotros mismos. El partido requiere de paciencia, como ya hemos hablado con los jugadores”, afirmó. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada