Berizzo solo tendrá un entreno con la plantilla completa antes del partido de Eibar


Foto: Ricardo Grobas/Getty Images
Con el Celta en números rojos en cuanto a efectivos. Los internacionales célticos juegan su último partido hoy y eso supondrá que regresarán mañana a Vigo y no se entrenarán, seguramente, hasta el propio jueves. Es decir, que los internacionales europeos dispondrán de dos entrenamientos antes del partido de Eibar. 

En peor situación estarán los jugadores sudamericanos, que posiblemente regresen a Vigo el jueves, incluso por la tarde, incoporándose a los entrenamientos el viernes. Por tanto, Pablo Hernández, Marcelo Díaz, Orellana y Roncaglia, solo podrán realizar una sesión de entrenamiento antes de viajar a Eibar. 

Este hecho supondrá un verdadero dolor de cabeza para Berizzo, que siempre suele restar importancia a este tipo de situaciones, pero que solo podrá trabajar un día con todo el equipo al completo para preparar un partido que Mendilíbar lleva trabajando dos semanas, ya que no tiene ni un solo internacional. El cuadro azulgrana ha preparado el partido a conciencia, y la dificultad de lograr algo positivo aumentará. A ello se une la famosa maldición del Celta después de los parones ligueros, que en este caso no será una maldición, sino algo que tiene una lógica explicación. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada