La imagen: La tarjeta roja a Sidnei que no fue


Foto: LFP
Cuando Álvarez Izquierdo señaló el penalti a favor del Celta, todos los jugadores del Deportivo se abalanzaron sobre él criticando su decisión. Lux recibió una amarilla por protestar. Balaídos celebraba la señalización del penalti y hubo una acción que no se entendió muy bien. Durante las protestas se escuchó un grito de gran parte de Balaídos, provocado por un error del colegiado. 

La acción de Sidnei merecía una amarilla, según la nueva normativa de esta temporada, a pesar de cortar una ocasión manifiesta de gol, pero Álvarez Izquierdo le mostró inicialmente, y por error, la tarjeta roja, para indignación de Sidnei y sus compañeros. El colegiado rectificó inmediatamente, mientras se vivían momentos de zozobra entre los jugadores blanquiazules y el banquillo, que ya preparaba un cambio para reforzar la zaga. 

Finalmente Sidnei pudo seguir en el campo, aunque el resultado no difirió mucho de lo que hubiese pasado si los herculinos hubiesen tenido que jugar la media hora que faltaba con un hombre menos. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada