Paciencia


Foto: LFP
Sé que es difícil pedir esto, y tal vez no sea lo más popular dadas las circunstancias, pero ahora mismo es cuando conviene más que nunca ser pacientes con el equipo. Y conste que el celtismo ha demostrado serlo, y mucho, en los últimos tiempos, aguantando incluso situaciones más complicadas, pero no sería bueno que el hecho de estar en Europa nos haga perder la referencia de la realidad del club. 

El inicio de temporada no ha sido idílico, no está enamorando a nadie, pero el Celta está compitiendo en dos competiciones nada más arrancar el curso, algo que no sucedía desde hace diez años, y tendrá que adaptarse poco a poco a esta situación. En la Europa League no arrancó mal del todo, con un buen empate que habrá que hacer mejor ganando al Panathinaikos.

La Liga es harina de otro costal. Tres derrotas para empezar y un empate con multitud de ocasiones seguramente inviten a ser dramáticos. Escucharemos y leermos estos días acerca de estadísticas que auguran un descenso o una permanencia sufrida, pero este equipo tiene calidad para mucho más. Tiene un evidente problema con el gol, y hay que realizar ciertos ajustes en el equipo, pero una vez estén resueltos dejaremos de pensar en Nolito cada vez que consultamos la clasificación. 

Solo hay que ser pacientes. Y seguramente sea fácil decirlo, y si estamos nerviosos es importante que eso no se traslade al equipo. El miércoles hay un partido muy importante, todos lo son, ante un Sporting de Gijón que ha arrancado la temporada con muy buenos números y que viene a Vigo sabiendo que siguiente rival es el Barcelona. Si empiezan mal las cosas, sería bueno no dejar de apoyar al equipo, ser pacientes y esperar la remontada. La afición tiene mucho que decir, y lo que está diciendo este año es bastante peligroso, especialmente si tenemos en cuenta que solo se han jugado cuatro partidos de Liga. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada