Mouriño apuesta por Antonio Chaves como su sucesor en la presidencia


Foto: Atlántico Diario
La sucesión de Carlos Mouriño parece estar cada vez más cercana. El Presidente céltico siempre aborda esta cuestión cada vez que se pone delante de los medios. Su edad comienza a ser un pequeño obstáculo, y lleva tiempo barruntando una posible salida: “El trabajo de verano es de mucha dedicación. En mi último viaje si hablé con mis hijos de continuar o no en el club, aunque no hemos tomando ninguna decisión al respecto”. 

Carlos Mouriño llegó al Celta en mayo de 2006. Una década después, el paso del tiempo es visible en su aspecto. Para su sucesión valora varias opciones: “Hay tres opciones. La primera es que alguien de la familia se haga cargo del club, la segunda es que se venda el club, y la tercera que se nombre a un presidente ejecutivo”, afirmó. 

Dentro de la tercera opción, ha salido el nombre de Antonio Chaves, director general del club desde 2008, y que ha hecho un trabajo impecable desde su puesto, siendo en gran parte responsable del actual Celta: “Tengo una cierta edad y hay que dar los pasos para una sucesión no traumática. Haré lo mejor para el club, pero veo muy difícil que mis hijos asuman el club porque en Mexico hay un conglomerado enorme de empresas. Mi opción favorita es que sea Chaves mi sucesor. La decisión se tomaría conjuntamente con él”, explicó. 

A continuación detalló los motivos por los que cree conveniente que el grovense tome las riendas del club: “Me emociona hablar de él. Supeditó su futuro al mío. Si me dicen que Chaves sigue cuando me vaya, el club quedaría en buenas manos. Ha recibido muchas ofertas de equipos deportivos”, expuso. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada