Fichajes frustrados históricos: Omer Damari


Foto: Getty Images
Esta mañana recordábamos uno de los grandes fichajes frustrados en la historia del Celta, el de Patrick Ogunsoto en el año 2010. Cuatro años más tarde, también en el mercado de invierno, el Celta buscaba un delantero centro para salir lo antes posible de las posiciones traseras de la tabla. Luis Enrique era el entrenador, que contaba con un Charles que manejaba buenas cifras, pero que apenas tenía alternativa. 

Miguel Torrecilla vio en un israelí la solución a los problemas del Celta. Se llamaba Omer Damari, y contaba por entonces con 23 años. Juventud y gol. En Israel había anotado 40 goles en las dos temporadas anteriores, y ese mismo año marcaría 32. No era una súper estrella, pero estaba al alcance del Celta. 

El fichaje no era sencillo, porque el futbolista tenía que salir del Hapoel, y sus directivos no se aclaraban si querían vender o no al ariete. Varios medios dieron por hecha su llegada, incluso se especulaba con la hora a la que llegaría a Vigo su avión. 

A última hora, con el mercado de fichajes a punto de cerrarse, el club israelí recibió un crédito por el que ya no necesitaba el dinero de su traspaso, así que finalmente decidieron esperar al final de la temporada para traspasarlo, con el resultado de un nuevo fichaje frustrado en casa Celta, que se veía en la obligación de buscar un relevo con muy pocas horas por delante. 

Torrecilla y su equipo actuaron rápido y descubrieron un talento encerrado en Rusia: Welliton. El ariete brasileño llegó a Vigo cedido por el Spartak de Moscú. Jugó cinco minutos en el descuento de un partido ante el Elche, mientras que Omer Damari seguía goleando en Israel. Es cierto que el delantero israelí no tenía el nombre más adecuado para jugar en un equipo gallego, y tampoco ha tenido una carrera espectacular desde entonces. 

Al verano siguiente firmó con el Austria Viena, marcando 15 goles en 18 partidos, y a mitad de temporada se fue a la Bundesliga 2, concretamente al Leipzig, con quien no marcó en 13 partidos. Regresó a Austria, al Salzburgo, con cifras discretas, y actualmente pertenece al New York Redbulls. Otra historia de un fichaje frustrado. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada