El peor arranque de la historia son cuatro derrotas consecutivas


Partido de la Temporada 39-40 en Chamartín
La historia está repleta de datos que uno puede tomar para deprimirse o para optimizar la situación más complicada. Empezar perdiendo tres partidos es algo realmente malo, que solo ha sucedido en cuatro ocasiones a lo largo de la historia, pero incluso hubo un arranque peor que acabó mal. 

Solo en una ocasión el Celta perdió los cuatro primeros partidos de la Liga. Fue en la Temporada 1939-40. Era el debut del Celta en la máxima categoría, un debut que se hizo esperar más de lo debido a causa del golpe de estado de julio de 1936, que derivó en una guerra civil que duraría tres años.

El Celta, un novato en la categoría, sufrió en el arranque. Perdió los tres primeros partidos, como ahora, y extendió su crisis en la cuarta jornada cayendo en Balaídos ante el Real Madrid, que por entonces no era un equipo muy potente, por tres goles a dos. 

La mala racha se cortó en Nervión, el día de fin de año de 1939, con una contundente victoria de los célticos, que se impusieron por 1-4, con goles de Machicha, Chicha II (2) Y Toro. Una victoria que permitía a los vigueses respirar, y ayudaría a la salvación del equipo que permitiría iniciar una racha de varias temporadas consecutivas en la máxima categoría, y comenzaría la leyenda de un equipo que hoy es todo un clásico en Primera División. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada